jueves, 1 de julio de 2010

Malas noticias: los expertos afirman que hay que currárselo


En mi incansable campaña por hacer accesibles al público hispanohablante antiguos textos del Chan que sólo están disponibles en lenguas orientales o inglés, incluyo hoy una cita del Dunwu rudao yaomen lun, el Tratado sobre los fundamentos de entrar en el camino por medio del despertar súbito, compuesto entre los años 765 y 785 por Dazhu Huihai, un discípulo de Mazu Daoyi al que llamaban la “Gran perla”:

¿Cómo es posible que tantas clases de perspectivas surjan del Dharma unitario? Todas estas fuerzas kármicas tienen raíces en la actividad. Si, en vez de aplacar nuestras mentes, dependemos de las escrituras para alcanzar la iluminación, estamos emprendiendo lo imposible. Si, estando bajo el engaño nosotros mismos, engañamos a los demás, nuestra perdición mutua es cosa segura. ¡Esforzaos! ¡Esforzaos! ¡Explorad esta enseñanza con el mayor detenimiento!

(…) Este tratado mío no es para el escéptico, sino para los que comparten la misma perspectiva y siguen la misma línea de conducta. Primero debéis descubrir si la gente es sincera en su fe y apta para practicarlo sin retroceder, antes de exponérselo para que puedan despertar a su significado. He escrito este tratado por el bien de los que tienen una afinidad kármica con él. No busco fama ni riqueza. Sólo deseo emular a los Budas que predicaron sus miles de sutras e incontables shastras simplemente por el bien de los seres sintientes perdidos en la delusión. Dado que sus actividades mentales varían, se ofrecen enseñanzas apropiadas para ajustarse a cada caso individual de perspectiva incorrecta; de ahí la gran variedad de doctrinas. Deberíais saber que exponer el principio de la liberación en su totalidad se limita sólo a esto –cuando las cosas ocurren, no deis respuesta; mantened vuestras mentes sin morar en nada en absoluto; mantenedlas siempre quietas como la vaciedad y totalmente puras (sin mancha); y de esta manera alcanzad espontáneamente la liberación.

¡Ah, no busquéis una vana reputación, cotorreando sobre el Absoluto con mentes de mono! Cuando las palabras contradicen a los hechos, a eso se le llama auto-engaño; os llevará a precipitaros de cabeza en los estados malignos de renacimiento [de la identidad]. No busquéis fama ni riquezas en esta vida al precio de la no-iluminación y el sufrimiento durante eones por venir. ¡Esforzaos! ¡Esforzaos! Los seres sintientes se deben salvar a sí mismos; los Budas no pueden hacerlo por ellos. Si pudieran, dado que ya ha habido Budas tan numerosos como las motas de polvo, todos y cada uno de los seres se deberían de haber liberado a estas alturas; pero entonces, ¿cómo es que tú y yo aún seguimos zarandeados por las olas de la vida y la muerte, en vez de habernos convertido en Budas? Por favor, daos cuenta de que los seres sintientes se tienen que salvar a sí mismos y que los Budas no pueden hacerlo por ellos. ¡Esforzaos! ¡Esforzaos! Hacedlo vosotros mismos. No dependáis de los poderes de otros Budas. Como dice el sutra: “Los que buscan el Dharma no lo encuentran meramente aferrándose a  los Budas”.

A continuación, Dazhu Huihai incluye en su tratado algunos versos sobre su enseñanza que recuerdan al capítulo 20 del Daodejing:

Mi estado mental actual es tan enteramente bueno
Que el reproche de los hombres es incapaz de despertar mi ira.
De mis labios no saldrá palabra alguna de ‘correcto’ o ‘equivocado’
–Nirvana y samsara constituyen un solo Camino–
Porque he aprendido a alcanzar esa mente mía
Que básicamente trasciende tanto el bien como el mal.
Los pensamientos erróneos y discriminativos
Revelan a la persona mundana que aún tiene que aprender.
Apremio a las gentes errabundas del Kaliyug
A deshacerse en sus mentes de todo resto inútil.

Qué vasto sin duda mi actual estado de mente –
Mi despreocupación sin palabras asegura su calma.
Relajado y libre, con la emancipación ganada,
Vago a mi aire sin impedimentos.
En silencio mudo transcurren todos mis días
Con cada pensamiento mío fijo en lo nouménico.
Al mirar al Camino, estoy relajado
Sin que me afecte la ronda del samsara.
Tan maravilloso es mi actual estado de mente
Que ya no tengo que entrometerme en el mundo,
Donde el esplendor es una ilusión y una trampa;
Las ropas más simples y la comida más basta me valen.
Al encontrarme con hombres mundanos, apenas hablo,
Y por eso dicen que soy corto de entendederas.
Por fuera, tengo lo que parece la mirada ausente de un bobo;
Por dentro, mi cristalina claridad de mente
Encaja silenciosamente con el camino oculto de Rahula
Que las gentes mundanales aún tienen que aprender.

¡Hala, a meditar todos!

2 comentarios:

XanKaiSen dijo...

Gracias por este esfuerzo
Te lo agradezco de corazón

Gassho.

Jué-shān 崫 山 dijo...

De nada, hombre. En realidad, mi esfuerzo no está siendo incansable sino más bien relajado...

De todas formas, este Huihai es tan magnífico que probablemente pronto incluya más textos suyos en el blog.