miércoles, 12 de febrero de 2014

Ante el enigma



La chica había venido a pedirme ayuda para abrir el buzón de los caseros, que contenía entre otras cosas medicinas para su perro. Hacía frío, la noche anterior había nevado con ventisca, y era posible que la cerradura estuviera congelada.

Salí y probé con la llave que me señaló en el llavero. Entró bien en la cerradura y hasta giró un poco. No estaba congelada, pero no se abría. Volví a casa y traje aceite lubricante, que rocié en la cerradura, a ver si era un problema de óxido. Nada. Tras probar unas veces más, sentí que no había manera y decidimos que sería mejor dejarlo y llamar a un cerrajero.

Al rato, la chica llamó otra vez a mi puerta, avergonzada pero riéndose. Habíamos probado la llave incorrecta; la buena estaba en el mismo llavero. ¡Con razón no abría la cerradura!

Y entonces noté reacciones interesantes en mí, casi en secuencia perfecta: alivio abstracto por la resolución del enigma, alivio práctico por la resolución del problema, una ligera contrariedad por no haber probado las otras llaves del llavero... y, enseguida, una voz que me excusaba: “Claro, si ella me la había dado, ¿cómo iba a saber yo que ésa no era la llave correcta?”.

La mente, bajo la influencia de la identidad, es una perra desvergonzada.

¿Por qué no se me ocurrió probar con otras llaves? Por una confianza excesiva en el planteamiento del problema, tal como me lo habían presentado. Fue una falta de juicio crítico, de creatividad y de libertad mental (tampoco me habría venido mal saber algo de cerrajería, claro, pero eso me habría robado la lección vital, mucho más importante aquí).

Cada vez tengo más la impresión de que para hacer Dharma bien hay que ser algo desobediente. Shanjian insistía mucho en la investigación libre y crítica (free critical enquiry), un concepto anglosajón para el que, curiosamente, no hay paralelo en la cultura hispana. En mi caso, veo que eso me exige indagar más allá de lo que se me presenta, para no aceptar patrones mentales ajenos así como así y dar por buenos todos sus supuestos previos. Un buen jefe de cocina no aprueba sin probarlo él mismo cualquier cosa que le presenten los pinches y oficiales.

Hacer Dharma en esta sociedad ya es salirse de la norma; pero si solo nos salimos por vanidad o rechazo, por ejemplo, y en cambio seguimos obedeciendo las normas acríticas, no creativas ni espontáneas que llevamos en nuestro “programa” mental, no habremos avanzado nada. Un buen camino del Dharma está en revisión y reflexión permanente.

Einstein dijo que la definición de la insensatez es hacer lo mismo una y otra vez y esperar obtener resultados diferentes. Al menos no estuve media hora dale que te pego al buzón con la misma llave inútil; pero sí me rendí antes de tiempo, sin examinar todas las alternativas. Sé que si quiero pisar firme en este camino tengo que abrir espacios para la curiosidad, el humor y un sano sentido crítico respecto de todo lo que me presenta la mente, esa gran embaucadora, venga de donde venga.

Y en tu caso, lector, si estás de acuerdo con lo dicho aquí, hay una cosa que deberías hacer de inmediato. Igual te espera una pequeña sorpresa... Me agradará saber si lo has descubierto. Considéralo tu buzón particular.

? ? ?

12 comentarios:

Infinitocero dijo...

Hola,

dices: “…una confianza excesiva en el planteamiento del problema, tal como me lo habían presentado. Fue una falta de juicio crítico, de creatividad y de libertad mental…”
“…veo que eso me exige indagar más allá de lo que se me presenta, para no aceptar patrones mentales ajenos así como así y dar por buenos todos sus supuestos previos…”
“…y (si) en cambio seguimos obedeciendo las normas acríticas, no creativas ni espontáneas que llevamos en nuestro “programa” mental, no habremos avanzado nada.”

En relación con lo que planteas, ¿puede ser que yo, o cualquier otro que lea el texto, no ha de asumir lo que en él se propone sin más, sino que más bien habría de yo mismo, o cualquier otro, de alguna manera, "experimentar", "vivenciar" esto de lo que hablas desde mi propia vida y mi propia práctica?
Un cordial saludo : )

Jué-shān 崫 山 dijo...

Caliente, caliente, je je.

Te falta concretar más. La solución está en el texto, mirándote a la cara.

Qué divertido!

Infinitocero dijo...

Vaya... Qué reveses da la Vida. Ayer, Buda con cara de Sol, hoy Buda con cara de Luna... Hoy, qué puta la Vida...
Pero esto también es Dharma... La fuerza del Destino.

Continuaremos en otra ocasión : )

Infinitocero dijo...

Hola : ) De nuevo por aquí.

Pues a pesar de que leo y releo no sé qué es lo que he de concretar más. Está claro que mi mente no está lo suficientemente libre y creativa... jejej

Jué-shān 崫 山 dijo...

Más que libertad y creatividad, en este caso se trata de ejercer el sentido crítico ante lo que digo, sin fiarte de mi planteamiento del problema.

Se trata de un detalle sin demasiada importancia, pero es muy concreto, verificable y refutable.

¿Te digo ya la solución o prefieres seguir probando?

Infinitocero dijo...

Aaiiiss... En cuanto tenga un hueco voy a releer de nuevo a la luz de la nueva, aunque escasa, información que aportas.

Aún no digas nada...

Un cordial saludo.

Infinitocero dijo...

Hola, de nuevo.

Pues no, no tengo idea de qué es lo que tengo que concretar : (

¿Cuál es la respuesta?

Jué-shān 崫 山 dijo...

Infinitocero:

El texto afirma "Einstein dice que...".

¿Es cierto?

No. Einstein nunca dijo eso. Es una falsa atribución muy extendida.

Me pareció interesante meter esta "morcilla" en la entrada, a ver si alguien la descubría (retorcido que es uno, je je...). Se parece bastante a aceptar la llave que se supone que corresponde sin probar otras llaves.

Y no es un asunto irrelevante como puede parecer. Apelar a la autoridad de personajes eminentes es una maniobra clásica de persuasión, pero desde el punto de vista del Dharma eso no vale. Hay que comprobar todo lo que se pueda de primera mano, como aconseja el Sutra o Sermón de los Kalamas.

(Yo que tú comprobaría ahora mismo si el Sermón de los Kalamas realmente dice lo que yo afirmo que dice! ;-))

Infinitocero dijo...

jajaja... Habrá que echarle un vistazo a ese sermón para ver si es cierto lo que dices ; )

Decía yo en mi primera intervención: "¿puede ser que yo, o cualquier otro que lea el texto, no ha de asumir lo que en él se propone sin más...?" ¡Y eso es justo lo que he hecho! Asumir sin más que la frase era verdaderamente de Einstein, sólo porque eras tú quien se la atribuía (alguien a quien considero un honesto practicante del Dharma). Efectivamente, como tú asumiste que la llave era la correcta sólo porque ésa fue la que te dió la chica, yo he asumido que la frase era realmente de Einstein sólo porque tú me lo has dicho.
De triquiñuelas de este tipo están los medios de comunicación repletos. Así es como los periodístas, los escritores, los políticos, los intelectuales de renombre,... que son deshonestos manipulan a la ciudadanía creando opiniones sustentadas en premisas falsas que se expanden como virus en las charlas de bar.

¡Qué sencilla y gran lección he tomado hoy! La teoría de como funciona el método de la manipulación me la sabía, y por conocerme la teoría suponía que a mí sería difícil manipularme... jejeje...

Infinitocero dijo...

Hola, de nuevo : )

Acabo de terminar el libro del que fue tu Maestro, Enseñanzas Chan. Lo he leído sin prisa, en momentos de tranquilidad, en pequeñas porciones evitando el agotarme por la propia lectura. El formato de éste en forma de preguntas y respuestas me ha hecho sentir como si el Maestro me hablara directamente. He disfrutado con su lectura. Gran cantidad de sus palabras resonaban con fuerza en mi conciencia conforme eran leídas. Éstas en concreto han sido subrayadas para una posterior lectura rápida.
Su lectura me ha servido para constatar determinados aspectos del Dharma y para aclarar otros.

Gracias por este regalo : )

Jué-shān 崫 山 dijo...

Infinitocero:

Siempre es un motivo de alegría sentir que el Dharma se transmite, como un paseo por el bosque después de una lluvia de primavera.

Gracias a Shanjian y a todos los maestros que con su esfuerzo diligente han puesto al alcance de nuestras manos este Dharma precioso.

Mateu Mesquida Rubert dijo...

y para rizar el rizo, y si la frase si fuera realmente de einstein?
jeje
Independientemente de quien fuere la frase, es muy acertada, como el sutta de los kalamas tambien lo es, y no podemos saber tampoco que es lo que dijo el Buda exactamente, el mismo Sutta nos invita a poner nuestra mirada atenta sobre lo que en el se dice, las referencias a la autoridad externa son delicadas, y que dificil es ganar en autoridad interna! es una tragedia equivocarse uno por creer en otro, por que nos cuesta tanto creer en nuestra autoridad dentro de nuestro dialogo interno?!